Revista del Vidrio Plano Nº 177

27 Suscríbase aquí La obra de Annalù Boeretto es también una evolución continua, un viaje a diferentes realidades y niveles de percepción en el que subyace siempre un espíritu de indagación y búsqueda permanente y donde la representación de la naturaleza y sus metamorfosis son casi siempre el eje conceptual. En obras como “Mizuko kuyo” (“Hija del agua”), las páginas del libro se convierten en una cascada de agua, evocando a distintos niveles lo espiritual (la filosofía Budista) y lo natural (el agua, el viento), un con- cepto que se crea empleando espirales acuáticas que en combinación con la luz y la alternancia entre color y transparencia nos transportan a una realidad imaginaria. Esculturas de enorme plasticidad y dinamismo, en las que asistimos a una confrontación entre la energía y la materia y que hablan de la relación de la artista con la materia y cómo es capaz de representar su particular mirada por medio de objetos que parecen estar siempre en permanente transformación. n Para Annalú Boeretto , la creación es un proceso reminiscente de los antiguos alquimistas en el que a partir de materiales diversos (resina de vidrio, papel, corteza, raíces) se intenta penetrar en los misterios de la existencia. Un espacio donde convergen pintura y escultura y que permite al artista experimentar diferentes posibilidades. “Splashfeet”. “Manuscripta”. “Sagitta”. “Mizuko kuyo”.

RkJQdWJsaXNoZXIy NTEwODI=